Estafanía Gimeno Pujol habla de la evolución de la mujer en la publicidad

August 28, 2018

Estafanía es una publicista criada en las entrañas del periodismo. Su pasión por la comunicación le hizo decantarse por la faceta más creativa de esta rama y gracias a su gran trabajo y a su esfuerzo comenzó a dar los primeros pasos en una de las grandes agencias multinacionales de España.

Con un gran ejemplo a seguir y pilar en su vida, como es su madre, Estefanía ha conseguido lograr todos los retos que a nivel profesional se le han planteado y a día de hoy puede decir que le entusiasma su trabajo y que disfruta cumpliendo sus sueños.

Asimismo, hemos hablado de la evolución del papel de la mujer en la publicidad y de su valor como trabajadora en el sector.
Si quieres conocerla y saber su opinión, continua leyendo la entrevista.

 

 

V: Estefanía tú estudiaste periodismo y publicidad ¿cierto?

 

E: Si, estudié periodismo primero porque yo vengo de una familia de gran tradición periodística, soy hija, nieta y bisnieta de periodistas y después tuve la suerte de que me convalidaban todo el primer grado entero entonces con dos años más de universidad pude sacar también la licenciatura de publicidad.

 

V: ¿Llegaste a trabajar de periodista?

 

E: Sí, yo empecé haciendo unas prácticas en El Mundo, en lo que hoy es el suplemento La Otra Crónica, pero que entonces coexistía con el suplemento Crónicas donde escribía yo. Y luego estuve cerca de cuatro años trabajando en una empresa de relaciones públicas y lobby, de manera que no estaba trabajando como una periodista en activo desde un medio de comunicación, pero si estaba trabajando como periodista desde una agencia.

 

V: ¿Qué te llevó entonces a decantarte por la publicidad? 

 

E: Bueno, es un mundo que fui conociendo, me empezó a resultar muy atractivo, mi hermano además empezó a trabajar en una agencia de publicidad… Y a partir de ahí me empezó a interesar, en conversaciones con él y demás y surgió la posibilidad. Me enteré de que había un proceso de selección en una agencia y lo hice.

 

V: Después comenzaste a trabajar en agencias internacionales muy grandes como Saatchi & Saatchi o TBWA. ¿Cómo era tu trabajo allÍ?

 

E: La primera agencia de publicidad en la que trabajé efectivamente fue Saatchi & Saatchi. Era una agencia de perfil muy tradicional, una multinacional, trabajando para clientes internacionales, de hecho el cliente con el que comencé a trabajar era Procter & Gamble (P&G). Y bueno fue una experiencia chulísima y muy aterradora al principio.

En las primeras tareas que realicé tuve la suerte de trabajar con este cliente, con Procter & Gamble, que es muy ordenado, muy metódico, tienen unos procesos muy estructurados y digamos que aprendí como se realizaba un proceso de publicidad desde la marca más clara en ese sentido. Y me dedicaba a analizar la competencia, asistía con mis jefes a las reuniones, iba aprendiendo poco a poco a elaborar un briefing, cómo se maneja esa información con un creativo, recibía las propuestas creativas de los creativos, valga la redundancia, y antes de presentar una propuesta a un cliente pues trataba de ver que se ajustaba todo bien.

 

V: Y ahora trabajas en El Ruso de Rocky, una agencia nacional. ¿Cómo fue cambiar del bullicio de la empresa internacional, con clientes internacionales etc. A pasar a algo más tranquilo? 

 

E: Mira yo he tenido la suerte que he estado muy a gusto trabajando en todos los sitios por los que he ido pasando pero es verdad que esto es extremadamente divertido. 

Las diferencias entre trabajar para una agencia multinacional y clientes internacionales y trabajar para una agencia como la que estoy trabajando ahora son varias. Primero, la flexibilidad es muchísimo mayor. Cuando trabajas en multinacionales están las estructuras, procesos, permisos, aprobaciones internacionales… Todos los procesos son mucho más largos, más laboriosos y es verdad que te cuesta un poquito más mantener la ilusión, en algunos casos hemos tardado hasta 18 meses en sacar adelante una campaña.

Cuando trabajas para una agencia como es El Ruso de Rocky que es evidentemente muy creativa, nacional y donde los socios y dueños son también los jefes, la capacidad de reacción es mucho más rápida, somos más ágiles, más flexibles, tenemos mucha más capacidad de adaptarnos a las necesidades de los distintos clientes… Somos mas modulares y nos lo pasamos muy bien.

 

V: Al haber trabajado para empresas tan potentes, ¿has visto alguna vez que hayan tratado de manera diferente a un hombre que a una mujer?

 

E: Vale a ver, este es un tema muy candente en el mundo publicitario y que yo no termino de compartir. No se si es porque yo he tenido mucha suerte, pero nunca me he sentido discriminada, nunca he sentido que por ser mujer se me estaba dando un trato distinto o se me estaba valorando menos… Ni lo he vivido a mi alrededor.

Es verdad que yo trabajo en el departamento de cuentas que tiende a ser un poco más femenino, no me preguntes por qué pero es frecuente que en estos departamentos tiende  a haber mujeres y tiende a haberlas en los puestos de responsabilidad. Yo creo que salvo ahora, mis últimos cinco jefes han sido mujeres. Estoy muy acostumbrada en trabajar con mujeres y para mujeres y donde los puestos de responsabilidad los ocupaban las mujeres. Posiblemente es porque he tenido mucha suerte y me he movido en empresas donde eso estaba totalmente fuera de lugar, por ello yo no siento que este sea un sector en el que haya una discriminación, pero esta es mi experiencia personal.

 

V: Pero sí dices que es un tema candente, ¿por qué?

 

E: Te digo que es un tema candente porque hay todo tipo de movimientos en el mundo publicitario de “más mujeres en publicidad”, reclamando que haya más mujeres en los puestos de responsabilidad de las agencias publicitarias… Es un tema que está sobre la mesa. Y es verdad que si miras la cantidad de CEOs que están en España, posiblemente la mayor parte de ellos sean hombres. Pero también conozco mujeres que son CEOs entonces creo que progresivamente habrá más mujeres en cargos de responsabilidad, como ocurre en otros sectores. Posiblemente el mundo publicitario tenga un handicap adicional que es que lamentablemente tenemos unos horarios complicados y es un trabajo muy intenso. Yo llevo toda la entrevista diciéndote que me lo paso genial, pero también trabajo muchísimas horas y no tengo un horario que a lo mejor en un momento dado me diera muchísima facilidad para combinarlo con una familia y tal, pero creo que eso también está cambiando mucho. Creo que cada vez hay más flexibilidad, creo que hay mas comprensión, más facilidad para mantener ambos aspectos de la vida, tanto personal como profesional, y creo que por ejemplo en empresas como El Ruso de Rocky no habría problemas en absoluto. 

Entonces, posiblemente lo que necesitemos sea un poquito más de tiempo para llegar a alcanzar un equilibrio mayor en los puestos de responsabilidad entre hombres y mujeres, pero creo que vamos por el camino correcto.

 

V: Y un poco a colación de todo esto, de las mujeres que ocupan puestos de responsabilidad, etcétera. ¿Crees que se está produciendo una evolución desde el feminismo? 

 

E: Yo te voy a dar mi opinión desde dos ámbitos, desde el profesional publicitario y desde el personal.

Desde el ámbito personal creo que ha habido un movimiento con una enorme visibilidad que posiblemente ha provocado que los cambios sean mucho más rápidos que los que llevaban produciéndose en los últimos años, creo que ha sido como darle un empujón impresionante a la búsqueda de la igualdad de la mujer.

Desde el ámbito profesional y en el mundo de la publicidad creo que ahora mismo hay una sensibilidad enorme que por ejemplo no había hace cinco años. A la hora de realizar una campaña publicitaria, a la hora de ver qué mensaje vas a lanzar, cómo lo vas a lanzar… Me parece que ahora mismo hay una sensibilidad enorme en todo lo relacionado con la mujer y la búsqueda de la igualdad y eso creo que en gran parte es debido a todos los movimientos que ha habido.

 

V: ¿Ha cambiado la proyección de la mujer en la publicidad? 

 

E: Si, yo creo que ha habido un cambio inmenso y que si se nota desde hace un tiempo muy reciente que es desde hace un año y medio hasta ahora. Ya había habido una evolución, ya no se veían anuncios como el de “Busco  a Jack” donde una mujer impresionante se baja la cremallera del escote para vender un perfume de hombre. Y sucedía muchísimo, lo más habitual era ver un anuncio de un coche con una mujer esplendorosa, que ni iba a ser la usuaria del coche, ni iba a ser la compradora del coche, ni tenía nada que ver con el coche, pero lo hacía más atractivo. Y creo que esa visión de la mujer como un objeto físico, un objeto de deseo, eso francamente creo que está muy anulado. Posiblemente si haya sectores donde se mantiene pero por el tipo de producto tipo cosmética, belleza, moda, etcétera. Pues ahí el hecho de que al dirigirse a mujeres y vender un tipo de belleza, pues igual todavía tengamos que evolucionar un poquito más. Pero en el resto creo que se está cuidando muchísimo más la imagen de la mujer. ¿Que queda trabajo por hacer? Seguro, pero igual que se hizo cuidado la alimentación infantil e igual que se ha hecho en muchos sectores, estamos en un camino correctísimo y posiblemente esto siga cambiando, esto solo acaba de empezar.

 

V: Y ya para terminar me gustaría pedirte el nombre de alguna mujer que te haya servido de inspiración o que consideres que sea digna de mencionar.

 

E: Pues mira se que suena a cliché, pero mi ejemplo a seguir ha sido y es mi madre. Mi madre es una mujer que ahora mismo tiene 71 años y ha trabajado toda la vida, ha sido una magnífica ejecutiva en España cuando no existían ni siquiera ejecutivas en España. Una mujer que habla tres idiomas, que ha trabajado para multinacionales cuando en los comités de dirección prácticamente no había mujeres, que ha sido capaz de atender a dos hijos y nunca dejar de trabajar y haciéndolo siempre de una manera que yo creo que tanto a mi hermano como a mí nos ha resultado muy inspiradora. Super activa, a mi a día de hoy todavía me deja atrás porque va siempre como una moto y creo que ese ejemplo  es el que me ha permitido no dudar nunca de mi capacidad, ni de pensar que por el hecho de ser mujer yo tuviera menos capacidades que otra persona, eso nunca ha estado en mi cabeza porque lo que yo he visto en casa es a una mujer que gracias a su inteligencia y capacidad de trabajo, ha podido desarrollar una carrera profesional magnífica, igual o mejor que la de cualquier hombre de su entorno.

Entonces, el tener ese ejemplo en casa desde muy pequeñita creo que también me ha marcado mi manera de ver el feminismo y las luchas de las mujeres. 

Creo que está en nosotras, es una cuestión de tener pasión por lo que haces, de trabajar, de esforzarte y de no sentir que por ser mujer tengas ningún tipo de traba, ni ninguna capacidad inferior a cualquier otro hombre.

¿Que he tenido mucha suerte? Sí, posiblemente haya mujeres que a pesar del esfuerzo no tengan la posibilidad de desarrollar sus ilusiones, ni sus sueños, pero espero que en unos años eso ya no suceda.

 

CONOCE MEJOR EL TRABAJO DE ESTEFANÍA

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

ENTRADAS DESTACADAS

Un pulitzer y 150 investigaciones abiertas, Mar Cabra y los Panama Papers

July 28, 2018

1/4
Please reload

ENTRADAS RECIENTES
Please reload

ARCHIVO
Please reload

BUSCAR POR TAGS